Perdóname, mundo, porque estoy embarazada

Web petreraldia.com

Un buen día, engatusada quizás por la visión angelical de unos hermanitos andando de la mano por la calle, o bajo los efectos de alguna sustancia alucinógena, decides que ha llegado el momento de pensar en el 1+1, el otro ser, en la otra pieza del tetris, en otro bichito con el que enloquecer. Porque, piensas enajenadamente, tu criatura necesita un compañero de fatigas, de peleas, y porque esa sustancia alucinógena de procedencia desconocida te hace ver un futuro apacible, una familia de blancas dentaduras saltando por un valle florido, cogidos de las manos y brincando cuales cervatillos en una peli de Disney (antes de morir, claro). Así de alucinógena es la sustancia.

Pero funciona. Y te marcas el objetivo con rotu rojo: operación “Uno más”.

¿Por qué? ¿Tiene algún sentido? ¿Es económicamente responsable? ¿Cabéis en casa? ¿Qué vas a hacer con tus proyectos profesionales en ciernes? ¿Sabes dónde te estás metiendo? ¿Realmente sabes dónde te estás metiendo? ¿Con la crisis que hay? Todas estas preguntas te acorralan, con su dedo acusador, mientras tú te acurrucas tras la espalda de tu santo y dices treintaytres ocho veces seguidas para ver si esas preguntas cojoneras se van directas e insidiosas a otros como la familia real, que son los que están procreando sin cesar, o a alguna familia del barrio, que también llevan buena marcha. Pero a ti que te dejan tranquila, que bastante tienes con saber tu día fértil, menudo coñazo, por cierto…

Y en éstas, que sigues tu camino, alternando entre la obsesión compulsiva del “que no me quedo, ay mare, que no me quedo” y el “pues mejor, mari, a otra cosa y te apuntas al gim”, cuando, de repente, se te planta en casa el notición, ya hay bichito en preparación y las preguntas ésas asquerosas ya están amontonadas en forma de agujones mentales llamando presurosas a tu coco, hora tras hora, como enviadas de alguna institución oficial dedicada a mantener el nivel de natalidad a raya.

Pero bueno, como estás de subidón y te importa todo una merde, pues las dejas pasar y que se pongan cómodas en tu salón, si es que caben, que ya verán ellas si les merece o no la pena plantar su culo en tus felices planes.

Hasta que llega el día de comunicar al mundo, más conocido como the outside world, que ya no sois 3 sino 3 y pico con vistas a 4. Y lo más normal, lo más seguro, es que sea una alegría, una sorpresa, un motivo de celebración (hombre, no te ha tocado el Euromillones, pero bueno, se supone que un bebé es una cosa bastante positiva, dejando de lado ciertas circunstancias desfavorables que todos podemos imaginar). Pero sí, tú ya has pasado los veinte, maja, y los treinta. Tienes un santo de referencia que comparte tareas y lavadoras con bastante estoicismo y se puede decir que mientras no pierda el Madrid estáis felices como perdices. Y aunque ahora no estás “fija” en ningún sitio más que en tu casa, parece que eso no impide que sepas sumar 2+2 (o no) y puedas encaminar tus sapiencias a buen puerto. Y sí, tu mansión podía ser mayor. Pero dicen que el roce hace el cariño, no? Pues os vais a tener todos un cariño que lo flipáis.

Pero, además de las reacciones normales y esperadas de tus seres más queridos un día te encuentras con algo inesperado, un “¿cómo te atreves a tener OTRO hijo MÁS como están las cosas? Inconscientes, que andáis procreando y aumentando la sobrepoblación mundial, que no sabéis lo que hacéis”… Una reacción que te lleva directamente a mirar el calendario, no vaya a ser que en un viaje del tiempo a lo Doctor Who te haya teletransportado directamente a la posguerra de los años cuarenta, a algún momento postapocalíptico a lo Mad Max donde hay que ponerse cuernos en la cabeza y luchar cuerpo a cuerpo por la gasolina y por unas zapatillas de tela para tus churumbeles.

Pero no, para tu tranquilidad seguimos estando en un momento jodido, pero aún tienes luz eléctrica y gas, y agua, que puedes pagar, trabajo, acceso a sanidad gratuita (por ahora, ejem), mallas para aburrir, bragas Palominos en abundancia y no tienes a los servicios sociales llamando preocupados por tu problema con las sustancias y con dieciocho hijos desperdigados por las calles de Madrid. No, por ahora no se ha dado el caso. Y sí, la cosa está chunga, pero, por favor, no nos pongamos catastrofistas que una cuando se embaraza se pone muy sensible a las circunstancias externas y este positivismo extremo lo único que trae son dolores de cabeza inútiles y muecas absurdas de pasmamiento que darán lugar a arrugas de las profundas, te lo digo yo.

Y sí, has echado las cuentas, vía calculadora of course, y te sale que 2 son el doble de 1, totalmente cierto, pero a tu favor hay que decir que, cuando cocinas, siempre haces, como decía tu madre, para el tío Antonio y sus hermanos, así que al menos de hambre no vais a perecer.

Y una vez enviado este mensaje esperanzador a todas las preñás del mundo (y a las que no también, oigan, que yo no discrimino por bombo, sexo o religión) un poco de música del señor Chris Garneau para amainar tanta fiera apocalíptica. Y a disfrutar del embarazo, hombre ya, que luego nos salen como los delincuentes del Campamento de Cuatro y ya tendremos tiempo de sufrir y de arrepentirnos de habernos dejado llevar por visiones de la Casa de la Pradera, con lo que padecen los pobres…

A disfrutar!

Advertisements

49 thoughts on “Perdóname, mundo, porque estoy embarazada

  1. Pues enhorabuena y para cuando nazca a la crisis ya le quedarán 9 meses menos, además no dicen que los niños vienen con un pan debajo del brazo, pues a éste le pedís que lo traiga relleno de jamón.

    Un saludo,

  2. Enhorabuena guapa!! Qué notición! A mí estas siempre me parece buenas noticias, digan lo que digan esos agoreros amargados. Ni caso.

    Me alegro mucho, espero que lo lleves lo mejor posible, que ya se sabe que el embarazo ideal-ideal no es. Ains…qué buena noticia, de verdad. Un besote.

    1. Muchísisisisisimas gracias! Muy ideal-ideal no es, no, sobre todo con otra criatura absorbente brincando a tu alrededor, pero bueno, se lleva bastante bien.
      Muchas gracias, un gran beso!

  3. ¡¡Enhorabuenaaaaaa!! Me alegro un montón!!!
    Cuando yo pienso en tener otro primero me acuerdo de “supernanny” y después del “hermano mayor” (joé, los de cuatro dan unos ánimos…) pero al final creo que también caeremos, jejejej

    Como decía Blog de Madre en su libro, a partir del año del primero ya empieza un come-come por dentro que es imparable… es una pena que mi situación personal actual eche para atrás la llamada de la naturaleza así que me parece estupendo tu valentía y así a ver si se me pega algo 😀

    1. El come-come es imparable, Blog de Madre es sabia, y casi todas pasamos por eso… Pero hija, la inconsciencia es lo que tiene… Ya te llegará 🙂 o no, que tampoco pasa nada, que con uno también se está requete…
      Y los de Cuatro es muy evidente que quieren frenar la natalidad en éste nuestro país, porque es ver sus programas (incluido Fama, oiga) y es odiar un poquito más toda las franjas de edad hasta llegar a la senectud.
      Un besooooo

  4. ay mari, pero qué notición me das así de jueves por la mañana!!!!! FELICIDADES!!!!!!!, así en grande y en alto, un achuchón de los gordos para ti, tu santo y la peque, que seguro que se muere de ganas por tener un hermanillo o hermanilla. Y manda al carajo a los agoreros!

      1. abrazo recibido!
        tienes toda la razón, y te digo más, que las malas noticias siempre vienen acompañadas de otras buenas… y ahora que lo pienso, yo debería pasarme por la farmacia a por un predictor 🙂

  5. Yuhuuuuuuuuu!!!! 😀

    ¿Será posible que haya alguien que no se alegre de este NOTICIÓN? Ya sabes que “a palabras necias…” 😉

    La coyuntura que nos rodea podrá ser delicada, pero yo creo que esto es algo que siempre ha entrado dentro de tus planes, y en la medida en que nos sea posible, debemos ser dueñas de nuestra propia Vida. Lo más grande que puede haber es que la llamada de la Naturaleza encuentre respuesta, y así ha sido! Y de “inconsciente” tú tienes lo mismo que la Esteban de verdulera pero con dos signos – delante. ¿Se me ha entendido la fórmula matemática? ¡Pues eso!

    Un besazo y a disfrutar todo lo que se pueda del proceso

    1. Jajajaja, el día que quedemos me explicas bien la formulita ésta, Bel, jjajaja, que no estoy yo muy espabilada, jajaja…
      Muchas gracias, la verdad es que si buscamos el momento ideal, nunca tendríamos hijos, siempre hay algo que nos viene mal, verdad?
      Y tú a disfrutar de la maternidad reciente!
      Un beso enorme!

      1. Ná, intentaba hacer una gracia con eso de que dos signos negativos dan lugar a un resultado positivo, y como es obvio que la Esteban es muy pero que muy verdulera y también es obvio que tú no eres en absoluto inconsciente, pues los signos cambiarían el sentido de la frase siempre a tu favor…

        Ufff, un poquito complicado sí que lo he hecho, jajajaja, así que no es que no estés tú espabilada 😉

  6. Felicidades. He entrado en tu blog por casualidad y me ha gustado mucho. Solo un comentario, si la gente te pone esa cara imaginate cuando dices que estás embarazada del tercero como en mi caso. La gente me miraba con cara rara preguntadose si es q somos fanaticos religiosos (en ese caso creo q tendria ya seis hijos) o si es q no sabemos usar anticonceptivos. En fin un poema sus caras. De nuevo enhorabuena.

    1. Muchas gracias, me alegro de que te guste.
      Y he de decir que este post surgió al conocer lo que le comentaron a una pobre que también va a por el tercero. No voy a concretar, pero reconozco que no me hubiera gustado estar en su pellejo.
      Así que enhorabuena, wishi, tres es una cifra preciosa y seguro que tus hijos van a ser muy felices con más hermanos.
      Un abrazo!

  7. ¡¡¡Enhorabuena!!!. Pasa de los petardos tremendistas. Que ganitas tengo yo de aprobar otra vez la “oposición” y que ganitas tengo yo de dejar de mirar el calendario para buscar esos días estupendos en los que teóricamente vas a aprobar…

    1. Muchas gracias! Ufff, menuda tortura la del calendario!!!! No te obsesiones (muy fácil de decir) y apúntate al gimnasio y a sesiones de láser y a todo lo que puedas. Ya verás como “apruebas” a la primera 🙂
      Un abrazo!

  8. Muchas felicidades, es una buena noticia entre tanta no tan buena, así que a disfrutarla. Sobre todo felicidades al primero, un herman@ es siempre un regalazo.

  9. Pingback: Bitacoras.com
  10. Pero pero pero…. FELICIDADES!!! Me alegro mucho. Dios mío, ya nuestro gin tonic va a tener que esperar la tira… Pero vale la pena. UN BESAZOOO!

  11. WOW!!! 🙂 Super enhorabuena!!!!! No te preocupes, siempre quedaremos unas cuantas locas “hormonauticas” para alegrarnos de todo embarazo, esté el mundo como esté!!! Si tu has visto tanta oposicion, imaginate con unos añitos mas (aun en la treintena eh?) y pensando en un tercero… se te echan las bestias encima!!! Besotes y animos, nos vas contando guapa!

  12. …Pues yo también ando en búsqueda del segundo (por culpa de una cesárea he esperado un poquito más de los 12 meses) y quiero un tercero y maredelamorhermoso lo que hay que oír….pero las hormonas son las hormonas y en mi caso mis mejores 9 meses fueron el embarazo: sin granitos, un pelo precioso, la piel perfecta, ni una migraña, ni un dolor ni un ná….y quiero volver a eso!!!!!!!!

  13. oeoeoeoeoeoeoeoeoeeeeeeeee

    Enhoragüena!!!!!!!! Hala qué alegría me has dado!!! Es casi como se me hubiese preñado yo (que no va a colar, yo quiero una tercera, pero mi marido dice que ni jarto de vino…) ¡¡¡¡¡Muuuuuuuuuuuuuackas!!!!!!!! Hala qué biennnnnnn

  14. Pues a mi solo me sale darte la ENHORABUENA!!!!! Decidir tener otro hijo es muy buena decisión, sobre todo cuando solo se tiene uno. A los agoreros…., que se miren el ombligo, que probablemente tanto pensar en la crisis y los problemas mundiales se reducen, en la gran mayoría de los casos en…. “no voy a poder viajar 5 veces al año”…. ” voy a tener que levantarme por la noche…. ni loca!!!”, “y adios a poder salir todos los fines de semana de copas, como si todavía tuviera 18-10 años”……
    Ahora mismo, mientras escribía, se me ha acercado uno de mis trillis….. por nacimiento, mi 5º hijo (no lo calculamos así, pero aquí están), y me ha dado un beso…. según él…. solo porque me quiere…… no tiene precio!!!!!
    Disfruta del embarazo. Si en algún momento vienen problemas, ya se preocupa uno entonces….., pero hacerlo antes de tenerlos…. es perder el tiempo en nada.

  15. Yo también estoy en esto del 1+1 y lo que ya me alucinó fue una vecina de mi madre que la preguntó si queríamos tener otro hijo!! yo es que no salía de mi asombro!! vamos, hasta ahí podíamos llegar, que espera que la contestes, “pues mira, no, pero como somos novatos … pues no sabíamos que nos embarazábamos” … anda que… pues claro que estoy deseando tener otro peque en casa, pero aunque no fuera así, por supuestísimo que a tí no te lo iba a contar.

  16. ¡Enhorabuena! Si nos dejamos llevar por el pesimismo y el miedo, más nos vale morirnos directamente. Yo tengo tres: con el segundo hay quien me miró raro y con el tercero directamente mal, pero el colocón de hormonas me ayudó a ignorarlo olimpicamente. Además dos no gastan el doble (en comida sí pero en lo demás no), aprovechas muchas cosas y te das cuenta de lo superfluas que son otras. Disfruta mucho el embarazo y espero vivirlo un poquito contigo a través de tu blog 😉 .

    1. Muchas gracias Sandra, me encanta lo del colocón de hormonas porque es totalmente cierto! jejejeje, si no fuera por ellas a ver cuándo íbamos a meternos nosotras en estos fregaos… jjjj
      Un abrazo

  17. Hola! Recién comienzo a seguirte…. Muchas felicidades!
    En este mundo si algo somos es inconformes, indecisos, apocalípticos…. Si tienes un solo hijo te atosigan porque necesita un hermanito, si tienes dos o tres eres una inconsciente que trae criaturas al mundo a pasar trabajo… Si encima manifiestas que fue apropósito y no un error de cálculos, entonces eres de lo peorcito…. Es lo mismo que la gordura, a todo mundo le gusta ver un niño gordo, con cauchos (también conocidos como michelines), cachetón… Pero si llega a los 5, 6, 8, 10, 12 años y mas, hasta nuestras edades y están gordos, ay!!! Fin de mundo porque la obesidad mata…..en fin… Tu a lo tuyo, a cuidarte, y a sobrepoblar el planeta, yo pienso hacer lo mismo, estoy esperando a que algún ser de luz decida venirse a vivir en mi vientre…. Total, el planeta es de todos, y mientras tengamos espacio en casa y los medios para mantenerlos al menos vestidos y alimentados, es asunto nuestro.

  18. Felicidadesssssssss!!!, Es una noticia excelente siempre, más allá de las circunstancias.
    Recién te leo después de unos cuántos días y mira con qué bonita sorpresa me recibes!!!
    Cuanto más felices estéis y más lo disfrutéis, mejor irá todo. Yo acompañé mi embarazo con tremebundas dosis de helado de chocolate y el resultado no pudo ser mejor.
    Enhorabuena!

  19. ¡Enhorabuenaaaaaa!
    Donde comen tres , comen cuatro ……
    donde se quieren tres se quieren cuatro….
    Donde se pagan botas a tres se ..
    ¡Ayyyy! Perdona …
    ¡Que ya podéis jugar al parchis en familiaaaaaaaa!

  20. ¡¡¡¡ENHORABUENA!!! ¡Es una gran noticia! Me alegro mucho, yo creo que la llegada de un niñ@ siempre es una alegría, así que olvídate de los que te digan que estás loca por quedarte embarazada con la que está cayendo, si fuera así nunca tendríamos niñ@s porque nunca sería el mejor momento, lo importante es que vosotros estéis felices y contentos. Así que ahora a disfrutar del embarazo y ya nos mantienes informada, eh?
    Besitos,
    Marta

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s