Cosas que te dicen cuando te echan

despidoCuando me echaron del trabajo lo primero que me dijeron es que no era por mí. El típico no eres tú, soy yo¿podemos seguir siendo amigos? Me dijeron que tener hijos y querer cuidarlos no iba bien con la publicidad. Que no molaba que me fuera a mi casa a las tres. Que si no me quedaba hasta las once de la noche eso quería decir que no me gustaba la publicidad. Que seguiremos en contacto, que te llamaremos, que no eres tú, que soy yo…

Cuando me echaron del trabajo, hace ya unos cuantos siglos, me dijeron, como si con eso fuera a levantarme a hacerle la ola al tipo aquel al que no había visto en mi vida, que ante una situación de dificultad en la empresa, las primeras en los que pensaban para echar eran las mujeres con hijos. Que lo hacían por nosotras, que en realidad era un favor porque así podíamos irnos a nuestra casita a cuidarlos y vamos, que era una cuestión de bondad empresarial, digámoslo así.

A mí, ante esa declaración de homo-realidad, se me puso cara de culo inmediatamente. No se me cayeron los ojos de las órbitas porque los tenía sujetos con el rimmel, que si no aún estoy buscándolos. Pero solté la mano rápidamente en posición: págame y no me cuentes milongas, s’il te plait. Hay que joderse…

Y salí de ese despacho buscando un calendario en aquellas oficinas acristaladas, para ver si efectivamente estábamos en pleno edad del iPhone no sé cuántos, y no en los años del Generalísimo y la Sección Femenina. Y me fui, con la autoestima por los suelos, el ánimo empujando la autoestima desde el subsuelo, y enfrentada a mi genética y a mi mala costumbre de engendrar como si ese fuera el problema…

No quedó ahí la situación surrealista, por supuesto. Porque podía haber terminado de una manera elegante, adecuada, correcta, vamos, lo normal cuando te echan para que te vayas a cuidar de tus hijos, sea ésta la razón real o no (ojo, que es muy probable que apeste como profesional, pues claro, pero desde luego la excusa fue incluso peor que mi trabajo…). Pero no. Cuando al fin fui a cobrar mi cheque llevaba en la mano una bolsa de unos grandes almacenes con mi libro ahí agazapado.Y era un libro, pero podía haber sido una cabeza de gíbaro disecada. Vamos, que es lo de menos. Pero ni corto ni perezoso, el señor, ese señor, el encargado de soltarme la guita, ya curtido y con canas en su haber, va y me suelta con un par un: ¡Anda, que ya te lo estás gastando yéndote de compras!

Se me volvió a poner cara de culo. Esta vez de culo muy respingón. Solté la mano una vez más en posición: Págame y no abráis la boca que os cubrís de gloria. Que te has quedado a gusto…

Y con mi bolsa, mi objeto indeterminado dentro de ella, y lo más importante, mi cheque para irme a cuidar a mis hijos a mi casa en mi bolsillo.

Cosas que te dicen cuando te echan… Cuéntame un chiste, ¿qué te han dicho a ti?

 

Advertisements

28 thoughts on “Cosas que te dicen cuando te echan

  1. Ufffff… ¡¡¡se me han puesto loh peloh como ejcarpiah!!! Qué recuerdos…
    En mi caso me llamaron de RRHH al mandarles la solicitud de reducción de jornada de 1 hora (me iban a pagar muuuucho menos haciendo el mismo trabajo en menos tiempo, ¿quién perdía?) y me dijeron que si tenía tiempo para tomar un café. Quedaban unos 10 días para que me incorporara y en toda esa baja no había sabido nada de ellos y de buenas a primeras un café. Vinieron desde lejísimos y me dijeron cuál era la situación, que pum, que pam, lo que ellos quieran y en resumen me ofrecían otro puesto que era el único que tenían disponible (una castañaaaaaa) y lentejas, o coges esa otra cosa o te vas.

    El chiste podría ser que habían echado las cuentas y me soltó el colega: con lo que te llevas de indemnización (como si me hicieran un regalo) y lo que vas a cobrar de paro, he calculado que es como si siguieras cobrando tu sueldo durante X meses y estando en casita con tu hija…

    ¡Vete a la mierda! No me eches las cuentas y no tengas tan poca vergüenza porque lo que yo quiero es trabajar y si quiero otra cosa, me planteo cómo hacerlo.

    Cuando comenté que en ese caso ya podrían haberme avisado antes y no tener que tomar una decisión a al carrera, a la acompañante del señor de RRHH se le escapó: es que ha sido cuando has pedido la reducción… y el otro intentó arreglarlo pero ya no colaba…

    Un beso

    1. Jejejeje, pues claro, qué casualidad… lo de la reducción de jornada suele ser como hacer señales de humo para que se acerquen hasta tu mesa y te echen de patitas a la calle… en fin, mucho ánimo, y a seguir luchando, que es lo que toca. Un besazo guapa

  2. Desde luego, hay sectores en que la vida personal, no cuenta, de hecho, si no tienes, mejor!!. A mi cuando me han despedido, ni siquiera me han dado tantas explicaciones, aunque sean malas…esas, alguna vez, cuando me han dejado…a qué eso es otra historia, je,je!!
    Lo que sí puedo decirte, es que te ha ido de lujo, ahora trabajas, y te dejas las horas por tus sueños, y no por los de ningún gili…que se lo lleva a costa de sus empleados.
    Un beso guapetona!!

    1. Jejejeje, lo de que te dejen se asemeja a veces a esto, y también nos daría para unos cuantos posts, jajajajaja
      Muchas gracias, de lujo aún no, jejejeje, pero reconozco que he ganado mucho con el cambio (y no precisamente dinero)
      Un besazo enorme!!

  3. Pues a mí para despedirme no, pero para no contratarme me contaron una milonga muy parecida. Puesto vacante en organismo oficial: psicotécnico, exámen de idioma, entrevista con RRHH y como colofón y último paso entrevista personal con el jefe del departamento. La gracia fue la cara que se le quedó al tipo cuando me quité el abrigo y vio que no es que estuviera gordita, no, es que estaba embarazada de siete meses. Resumen de la entrevista: tus resultados en los tests son de lo mejorcito que he visto, tu inglés es maravilloso, tienes la experiencia que necesitamos, pero no te vamos a contratar porque este trabajo es muy poca cosa para ti, así que mejor te buscas algo de más nivel y mientras tanto aprovechas y te dedicas a cuidar de tu bebé unos meses, total si ya no te queda nada…

    1. Pero alma cándida, cómo se te ocurre buscar trabajo en ese estado?? Que noooo, que embarazada solo te van a contratar para hacer anuncios de antiestrías! Hija, qué mal rollo, tan preparadas, tan monas, tan listas y hale, a casa con tus hijos que es donde mejor estás… Una merde total.
      Enhorabuena por el inglés, eso no te lo quita nadie, jejeje
      Un beso!

  4. Wauuuu que mierda de país que mierda de todo, para esto nunca avanzamos sino retrocedemos, mira no te puedo poner nada porque no lo he vivido nunca y espero no tener que hacerlo, pero cierto es que en este puñetero país ser madre y trabajadora parece que no sea compatible….

  5. A mi no me echaron, lo que hicieron fue no renovarme el contrato. Trabajaba en una asociación de personas con discapacidad, la mayoría de la plantilla éramos mujeres y se nos contrataba por motivos completamente machistas. Esperaban de mi que por ser una mujer joven y sin ataduras, apelando a mi capacidad de entrega femenina diera mi vida por la asociación renunciando a mi tiempo libre, haciendo horas extras sin cobrar, involucrándome en la vida de los usuarios. Cuando vieron que, cito textualmente ” Eres muy buena persona, pero esperábamos más de ti. No te implicas tanto como pensábamos” me dieron el pasaporte.
    Muy bien señoras, ahí se quedan con su pena!

  6. El machismo empresarial es completamente asqueroso. Y de una estrechez de miras lamentable. Me imagino cómo te lo pasarías en aquel momento y me cuesta creer que te mantuvieras quieta después de la bromita de las compras. Era para mandarlo a la mierda de todas todas.

    De todas formas, pese al mal rato y los meses que te costaría pasar el trago, al final ha sido para bien. Me quito el sombrero con tu iniciativa, tu talento y tus logros.

    1. Muchas gracias amigo! Sí, fue de traca, pero ah, son de esas situaciones en las que siempre reacciones mal y tarde.
      En fin, se me pasó el mal rollo en cuanto empecé a montar madresfera y a sentirme útil y válida a pesar de mis “taras” genéticas y hereditarias…
      Un abrazo a la familia!

  7. No sé quién ha dicho que ese momento sea el óptimo para dar consejos personales de cómo tienes que invertir tu dinero o que sea lo más recomendable para tus hijos, …

    Si pasas la treintena, te va a entrar la fiebre de la reproducción como si de la del oro se tratara, si no tienes hijos, eres candidata al despido porque no van a echar a ese compañero que sí que los tiene, si los tienes directa a la cuerda floja, no vaya ser que te pidas la reducción de jornada y sea complicado despedirte hasta que la prole haya cumplido los ocho años, …, los caminos de la discriminación son inescrutables …

    Un beso guapa!

  8. A mí la historia me suena… cuando me echaron me dijeron que tenían que prescindir de alguien, y que habían pensado en mí porque así podría disfrutar más de mi hijo, al que le quedaba un mes por nacer… la otra razón que dieron era que les hacía más papel un delineante que un arquitecto (que puede hacer el papel del delineante y muchas más cosas)….

    La vida es así de injusta amiga…

  9. Bueno yo soy chico y el trato que dan es el mismo, si no pásate por mi último post (os dejo el link al final), en mi caso estoy aguantando llevo tres años con la reducción en algunos proyectos no he tenido problema y otros como ahora un infierno.

    Cada día que me levanto pienso en ese café que un día mi jefe se tomara conmigo y me cuente una peli para justificarse, no se si tardara el momento o no pero mientras tanto aguanto.

    Lo que creo es que todos los que tenemos reducción de jornada o han sido despedidas por ser madres es que nos ha servido para replantearnos la vida, y desempolvar proyectos que teníamos en mente para hacernos autónomos.

    Sinceramente no me veo otra vez trabajando de 09:00 a 19:00 , creo que me entrara hasta depresión por lo que casi mejor que hagan lo que tengan que hacer.

    Últimamente llevo echando cuentas de cuanto me ahorro si no llevo a los niños al desayuno, comen conmigo en casa y no hacen actividades extra escolares mas aya de las que les guste. Lo que me ahorraría de campamento urbano en verano ¡oiga usted 400 euros al mes por dos niños! es decir 800 euros por el verano. SI echamos cuentas casi casi no se pierde tanto.

    Me da pena pensar que esta es nuestra sociedad, esto es España.

    Como se vive la reducción:
    http://padreenreduccion.blogspot.com.es/2013/01/reduccion-de-jornada-for-dummies-como.html

    ¡animo a todos!

    1. Cierto, vi tu post, y te comenté porque me removió un montón, quizás de esos polvos… Nada que añadir a tu post, me parece muy significativo y más siendo hombre, que no es por nada, pero eres de los menos con esa jornada.

      Yo tampoco me veo trabajando a horario completo, para nadie que no sea yo, o en algo en lo que no crea al 100%, consecuencias directas de la jornada reducida…
      Muchas gracias por comentar, un abrazo!

  10. Por suerte no me he visto nunca en ese papel, me he ido yo siempre antes de que me despidieran…pero recuerdo preguntas míticas en las entrevistas:
    -Estás casada, te vas a casar…vas a tener hijos???
    Indignante que se empleen esos argumentos para despedir a una persona, por eso cuando hablan de igualdad me suele dar la risa floja…

    1. Buah, igualdad, eso es una tontería, lo diga quien o lo diga. Y no sé si es eso a lo que aspiramos realmente, a la igualdad. Yo preferiría hablar de flexibilidad, y de optimización, y de adaptación… pero bueno, son conceptos desconocidos en este país para la mayoría de las empresas…
      Gracias por comentar, guapa, un besito!

  11. Amiga, tenías que haber aprovechado la ocasión para plantarte en el despacho de ese señor tan altivo, que quizá ahora esté en el paro todo sea dicho, ataviada con la bata, los rulos, unas botas de agua y el carro de la compra con los puerros de punta. A la mínima indecencia podías haber sacado una bolsa llena de bragas y sostenes para venderlos por los despachos a seis euros el par, al grito de Sooooy otraaaaa… Culpables no sé, pero intrigados se sentirían seguro.
    Antes tenías pelazo y ahora también. No eres tú, son ellos.
    Tú molas. Ellos no. Y eso es así.
    Beso, guapa!

    1. Jajajajajajaja, eso hubiera estado genial, aunque tal y como está el metro hoy en día me hubiera salido poco a cuenta desplazarme, y como no les podría pasar el ticket, pues casi mejor me abstengo…
      A pelazo no me gana nadie, y mis nervios han ganado mucho desde entonces. Mis nervios, mi estómago, mis hijos… un no parar de cosas rebuenas.
      Un besazo enorme, tú me molas, estés en feminismo, política u horticultura diverticular.

  12. Vale, el capullo de mi móvil no mandó el comentario esta mañana. ArG.

    A mí me dijeron que NO ERA porque estuviera embarazada. Ya. Por eso un mes y medio antes me habían puesto objetivos y me habían hecho indefinida. Claro. Porque no tenía nada que ver con mi estado sino con mi rendimiento.
    Sí, había bajado. Desde que me habían dado los objetivos, me enteré de que estaba embarazada y me dio una lumbalgia tan fuerte que no me podía ni mover. Por supuesto que había bajado mi rendimiento. De hecho no rendía nada porque estaba de baja médica.

    Aún así, aunque sabes que te están tomando el pelo, no puedes evitar que toda tu autoestima se te vaya a tomar viento. Yo me tiré un año con pesadillas y pasándolo fatal.

    Pero lo que no me quitaron fue mi dignidad. Dos veces tuve que ir al SAMA a conciliación porque dos veces les denuncié. Lo pasé fatal, sufrí como una bellaca, pero les denuncié. Y gané las dos veces. La primera me tuvieron que readmitir, y la segunda me tuvieron que dar el cheque previo a mi excedencia sin tenerle que ver yo la cara de nuevo al impresentable que me quería meter en un cuarto sin testigos, sin nadie en la oficina después de llamar imbécil a mi marido.

    ¿Y sabes qué? Que soy mucho más feliz ahora. Y de aquel tiempo libre que el idiota ese me dio, estamos donde estamos, con mi blog y más feliz que ortiz. Si aún tendría que darle las gracias al imbécil…

  13. Uffff. Qué excusa más desagradable… Por desgracia, lo hacen en muchos sitios, con la diferencia de que son más “diplomáticos” a la hora de dar las verdaderas razones. Un besote!!!

  14. A una conocida le hicieron esa de “¿Vas a dedicarte a trabajar o a tus hijos?”
    Y claro, debe ser que no es posible hacer las dos cosas en estos tiempos… manda webs.

  15. Pues a mi no me dijeron ni palabra, burofax al canto, asi me enteré que me despedían embarazada de 8 meses y de baja por peligosidad en el trabajo, en una empresa en la que llevaba trabajando 6 años….

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s