Cuentos de verano: dentro de un volcán

 

Subir la montaña más alta para bajar a las profundidades del volcán.

¿Qué hay dentro de ti que merezca salir a la superficie?

¿Qué hay dentro de ti que nunca dejas que aparezca?

A veces soy volcán sin darme cuenta. Y cuando todo parece tranquilo por fuera, dentro emergen los efluvios de un drama galopante. Y me revuelvo, me interrogo, ¿qué me pasa? ¿qué diablos tengo ahí dentro que me va ahogando lentamente sin apenas darme cuenta? Y la inquietud te retumba entre ceja y ceja, y el desconcierto deriva en desazón, en angustia.

Y va despertando una rabia que avanza vibrante, pulsando en mi interior, una lava ardiente y que rebota entre mis costillas con violencia contenida, como sin llamar mucho la atención. Pero sin parar.

La ansiedad. Eso que me genera sentir esa humareda saliendo por mis orejas es tal que a veces me gustaría ser capaz de aniquilarme. O de explotar de una vez. De ser yo misma el volcán que llevo dentro. De no ser nada.

Y tú, ¿qué escondes en tus entrañas?

Advertisements

3 thoughts on “Cuentos de verano: dentro de un volcán

  1. Mónica… acabo de quedarme perpleja con esto… Es muy real pero muy frustrante!! La ansiedad nos agolpa muchos pensamientos de desesperación y pesimistas… Es cierto que viene siempre de ese volcán que no queremos que desborde, mientras intentamos somatizar lo insomatizable…

    Me sorprende este artículo tuyo… Siempre se te ve tan alegre y dicharachera! Aunque si lo pienso a mi me ocurre lo mismo… y eso me ha hecho empatizar con tu reflexión volcánica… Es cierto que todes tenemos un volcán ahí…

    Creo que si el volcán nos torna monstruos es porque no identificamos lo que queremos exteriorizar o porque no encontramos apoyo en nuestro entorno… pero también está la posibilidad de ser nuestros propios mostruos los que nos obliguen a somatizar en vez de fundir nuestra lama volcánica con el mundo…

    Siempre tan profunda Mónica… me encanta cuando reservo estos ratitos para leerte.

    1. Pues no es fácil contar estas cosas tan… volcánicas… jjjj pero creo que en realidad son mucho más normales de lo que se cuentas. Cuántos volcanes explotan a nuestro alrededor mientras estamos aquí escribiendo y ni siquiera ellos lo ven.
      Todos llevamos nuestro propio monstruo dentro y cómo lo manejamos, si es que somos capaces, es lo que muchas veces determina cómo nos va…
      Y sí, tiendo a estar siempre bastante feliz por todo jjjj pero también me tomo muy a pecho las cosas y eso suele implicar bajar al volcán aunque solo sea por el impulso… así que me gusta mucho reflexionar sobre esos momentos, darles la importancia que tienen, ponerle música y letra, y cómo conseguir que no sea el drama de la vida jjjj
      Muchas gracias por pasarte y por comentar sobre todo, me da que podríamos estar hablando largo y tendido sobre esto y sobre muchas otras cosas 🙂
      Un abrazo guapa!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s