Sobreviviendo al verano

Contracturada como nunca y con más canas en mi cuenta personal vuelvo de nuevo al blog, echando cuentas y haciendo encaje de bolillos en mi agenda para encontrar horas para terminar el máster, para currar como una loca y sacar para adelante Madresfera, que va tomando forma de negocio, minutillos libres para pasar por un fisio que me devuelva la movilidad de la parte superior del tronco, sentarme en el sillón de la pelu a pesar del 21% para que me devuelvan la apariencia de mujer-hace-tiempo-presentable, llamar a unas cuantas empresas para que me devuelvan pasta por cosas que tenía que haber reclamado hace tiempo pero que no he hecho porque se me acumulan los “debos”…

Y es que éste, amigos, ha sido un verano épico. Pero épico por lo de las batallas sangrientas y los caídos en combate. Tras días extenuantes que me han puesto a prueba hasta decir basta cada noche me acostaba con la lagrimita colgando de la pestaña y marcando con la uñica una raya en la pared de la alcoba para tachar un día más, un día menos para volver, un día menos para soltar al sistema público a esta bestia parda en la que se ha convertido mi adorable hija mayor y que me ha provocado más luxaciones y contracturas en dos meses que alguna clase infructuosa de body-stretching por la que he pasado.

Así que me he convertido en un ser paliducho y ojeroso, de carácter agrio y gritón a más no poder mientras corría desaforada tras la criatura por la piscina y alrededores, con la teta fuera y un lactante-ventosa que se agarraba a mí a lo koala sin pelo, el pobre.

Y todo porque la susodicha bestia parda ha decidido que el verano, a sus tres años, era el mejor momento para eso tan traído de afianzar su personalidad frente al hermano y frente al mundo con toda clase de desmanes y comportamientos rozando la delincuencia, convirtiéndome a mí en un manual de todas las conductas maternales reprobables que la Supernanny anotaría en su libretita, con su chaquetita sobre el brazo, mirando de reojillo a la cámara como diciendo: ojo, ojo, vaya mierda de madre tenemos aquí, y que luego me explicaría con ese tono irritablemente calmado y sosegado en la mesa del salón con su mini-ordenador de chichinabo. Vamos, me encuentro yo a la tal Rocío y una de dos: o me la como con furia incontenible, o bien la pongo un piso en Serrano para que me cuide a los dos durante un día para que yo me pueda ir a un balneario con el Imserso o a vegetar a Benidorm.

Debo haberlo hecho fatal, imagino. Pero bueno, al menos hemos sobrevivido. Los tres. Y eso que el pequeño ha sufrido en sus prietas carnes toda clase de ataques en forma de lanzamiento de palas de piscina directas a su cabezón calvo, de llaves de lucha canaria con la hermana encima suya a la que te dabas la vuelta, introducción violenta de chupete por algún orificio disponible, untamiento de cremas solares e introducción violenta por algún orificio disponible, sesión de gritos de “hermanitoooooo” a 300 decibelios justo a la altura de su nariz, y meneo compulsivo y frenético de la hamaca a lo atracción de feria sin medidas de seguridad mientras el pequeño saltaba cual poseído por el demonio llorando en arameo.

Nos lo hemos pasado genial, amigos.

Pero ahora que he vuelto beso el suelo de mi calle, a mis vecinas “lolailo” en bata y pantuflas y moño a lo Winehouse que van al Ahorramás con los niños en pijama, a los toxicómanos que me saludan con su entrañable sonrisa sin dientes en la esquina, a los perracos que cagan en la puerta de mi casa y a los dueños, despistadillos ellos, que no lo recogen…

Ya estamos de vuelta. Ellos sanos y a salvo. Yo, dando gracias por el ibuprofeno.

Advertisements

33 thoughts on “Sobreviviendo al verano

  1. Bendito Ibuprofeno, nos hace la vida más llevadera, y los dolores menos fuerte!Enhorabuena por sobrevivir al verano como una valiente, luchando contra los contratiempos, las noches sin domir, las rabietas, los gases, y numerosos etc. A por el invierno, espero que productivo, y seguro que acabas encontrando tiempo para todo…no se sabe como, pero al final, lo encuentras.
    Un besote y a por ello

  2. Amiga, no dudes que tanto ataque sibilino o descarado en formas y contusiones, harán de tu hijo un hombre de bien. Los hermanos mayores preparan para la vida de fantástica manera. Porque dime tú a mí, si te pasas media vida con una hermana mayor que te quita cualquier cosa que tienes en las manos…qué va a importarte que el gobierno te quite prestaciones a dos o tres por día? Ná! Eso son minucias! Qué vivan los hermanos canijos y su maravillosa manera de pasar de todo!
    En cuantico dejes de medicarte con fruición, nos vamos de cañas. Así te lo digo.

    1. Ains, esas cañas me inspiran a seguir adelante, jajajajaja! Me derrito viendo como se miran los hermanos entre ataque y ataque, así que esa relación promete, jejejej
      un besazo, veo esas cañas y subo a unos tintos!

  3. Que suerte que hayas vuelto, aunque sea ibuprofenizada perdida, me gusta leerte y mucho. Hombre tanto como tu no ha sido, pero también conozco a uno que ha andado un poco rebelde este verano y eso que no hay hermano de por medio… y principalmente conmigo, con su padre un santo, no se yo ni si em quedarán ganas de contarlo..
    Bueno la niña en el cole, tu pelo teñido yo creo que ya estas preparada para volver a ser madre-persona

    Besssss

    1. Muchas gracias guapa, lo de sobrevivir al verano tiene mucho mérito, desde luego… menos mal que una vez pasadas por la pelu nos queda el blog para soltar todo lo que llevamos dentro, jejeje. Encantada de leerte a ti también, un besazo!!

  4. Preciosa, seguro que ya ha pasado lo peor y que las cosas se enderezarán por sí solas. Gracias por él enlace al reportaje. ¡Hurra por Madresfera y la madre que la parió! besos

  5. Es lo que tienen las vacaciones de verano…nos hacen apreciar muchísimo nuestras rutinarias y ajetreadas vidas de invierno. Me alegro mucho que andes de vuelta. Y ánimo. Sin duda es una etapa complicada la que te toca ahora, pero piensa que mejorará (eso me digo yo todos los días). Y al final la hermanita mayor no podrá vivir sin su hermanito pequeño y todo será bucólico y pastoril, y vivirás tranquila y relajada por el resto de tus días (esto último es mentira, pero siempre hay alguien que ha de decirlo). Un beso bien, bien gordo.

    1. Pues sí, seguro que se hacen uña y carne, lo sé… eso sí y solo sí el hermano sobrevive a esta campaña ofensiva, jajajaja
      Pero yo creo que a Córdoba si que podrá bajar, si su hermana le da permiso, así que le conocerás allí 🙂
      Un besote!

  6. Lo primero de todo bienvenida y enhorabuena , had sobrevivido un verano más 😛
    Lo segundo, gracias porque así no me siento el único papa-ogro que se ha pasado el verano a voces.
    Un saludo

    1. Muchas gracias compañero. Así que eran tuyos los gritos que oía a lo lejos????? Me reconforta que lo confieses, la verdad, jjjj
      Nos veremos en la reunión con la supernanny, jajaja, un saludo!!!

  7. Te entiendo, perfectamente. Puedo decir, con la boca pequeña, no tentemos a la suerte, que no recuerdo un verano peor que este pasado.
    He estado a nada de rebanarme en dos, para poder atender a mis hijas, por los gustos y exigencias tan dispares que han padecido las niñas. Es más, he leído alguna entrada “refrescante-veraniega” de alguna bloggera sin hijos, y por primera vez en mi vida he llorado de envidia…de la mala, de la que te hace chirriar dientes… además de sentirme culpable.

  8. Ai esférica… Tú sabes que esto pasa, verdad? que llega un momento en que todo se vuelve pelín más fácil o por lo menos difícil de otra manera y te sientes revivir, verdad? Y que dentro de nada repetimos sesión de tintos de otoño y nos echamos unas risas, verdad?
    Mucho ánimo, amiga, que ya sabes que esto de estar hasta arriba suele ser bueno y síntoma de vientos empopados… te lo digo yo, que lo ha dicho Merkel…

    1. Si lo ha dicho Merkel ya me importa todo un pepino (español)…. yo mientras haya tintos al final del camino, paso por todo con una sonrisa en la cara, jejejeje… Ay qué ganas de repetir reunión maléfica!!!
      Un beso muy fuerte alemanaaaa!

  9. Ay pobre, menudo verano. Ahora necesitas otras vacaciones para descansar de éstas. De todas formas, mira ellado positivo: te ha quedado una entrada de los más divertida! 😉

    1. 🙂 Muchas gracias! De las desgracias siempre hay que sacar el lado positivo, jejeje, y mis contracturas varias te agradecen el comentario desde todas las vértebras en las que se encuentran
      Un abrazo!

  10. Mi querida Accidental,
    Fíjese Vd. que la echaba de menos en toda su presencia y ahora lo entiendo más. En el apartado convivencia con hijos no seré yo quien le diga nada, porque son fases de crecimiento, y la falta de rutina también da lugar a esos cambios.
    Leo que su barrio sigue igual, en idéntica armonía y buen humor, así que desde aquí le envío todo tipo de energía para que su proyecto madresférico suba a la estratosfera del emprendimiento, haga caja y le deje ampliar la oficina.
    Suya,

    PS: SuperNanny no existe; es un personaje creado para agobiarnos a los padres del mundo. De hecho, es un robot y tiene clones que a veces aparecen en los parques, pero es una conspiración.

    1. Muchas gracias por la energía y los buenos deseos. La oficocina está rebosante de ideas y botes de conservas, jejeje, clamando al cielo por un despachito con entrada directa a la cocina, jejejeje.
      Supernanny son los padres.
      Un abrazo para el Norte

  11. Si te sirve de consuelo, yo ejercí un poquito de hermana-diabólica de pequeña, y ahora nos adoramos. Dentro de unos años, tus vertebras sonreiran al recordar estos episodios…..

    1. Muchas gracias! No sé si un paraíso, pero el hecho de tener unas horas libres (con bebé, eso sí) sí que es lo más parecido a un milagro desde hace meses… jejejej, qué mala madre….
      Un beso!

  12. Pues qué quieres que te diga… por un lado me has alegrado el día (inevitable sentirse mejor si juntamos consuelos) y, por otro, me has quitado las ganas de un segundo retoño… (al final caeré, como casi todas)
    Y aunque suene a mala madre de supernanny, cuando sabes que el cole está a la vuelta de la esquina para acoger a esos pequeños salvajes, como que te relajas un poco, oye 😉

  13. jejeje creo que has parido a la novia de Jomío!!! XD
    Veranito movido has tenido amiga, doy fe de ello 😉 espero que septiembre venga cargado de cosas buenas pero con un poquito más de paz, ni que sea consecuencia de la rutina escolar y demás. Dile a J. que guarde energías para jugar con Jomío el día que se conozcan y que ese pelón sin dientes tiene contrato vinculante y de por vida como SU hermano y debería llegar a los 18 años entero, vivo y no-sordo ;o)
    Besote rubia!

    1. jajajjajaja, pues si a Jomío le gustan las rubias dominantas, es mi niña, eso es “asín”!!!
      Menos mal que el verano he podido combinarlo con mensajitos de SOS varios y charlas desestresantes vía móvil, que si noooooo esta menda se da al pastoreo en los montes de Gredos, dicho queda.
      Un beso enorme guapa!

  14. No sabía ni que tu bebé había llegado, y no tenía noticias de Madresfera!!!! Pero me tienes abandonadísima.
    Cuentame más sobre madresfera, ¿necesitas recrutar más blogs?

    1. Hola Inma! Jejejeje, madresfera está vivo y dando guerra! Eres reclutadora de blogs??? 🙂 Aquí damos la bienvenida a todos aquellos que quieran venir!!
      Por cierto, bienvenida, abandonada te tenía??? jajajaja, una besazo guapa

  15. ¿Quién iba a imaginar que esa rubita angelical y tímida iba a sacar el genio de esta forma? Ná, yo creo que exageras como licencia poetica… en breve descubriremos la verdad! 😉

    Por cierto, me ha encantado la grafiquísima descripción de supernanny mientras escribía eso de “ojo, ojo, vaya mierda de madre tenemos aquí” jajajajaja

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s