Realidad aumentada: cinco minutos

5 minutos (de una a otra)

– ¡Hola mari! Hija, cuánto tiempo, ¿cuánto hace? Dos días ¿no?

– Ay, hija, es que llevamos un ritmo que no llego, no llego… Al pequeño lo tengo con fiebre en casa y sin nadie que me lo cuide así que permiso en el trabajo por tres días seguidos, que ya ni me voy a atrever a mirar a mi jefe a los ojos cuando vuelva; a la mayor me la han castigado en el cole por haberse comido los plastidecores de su compañero de mesa y la tengo que llevar todas las tardes para que haga sus trabajos a la comunidad escolar, y como no tengo quien se quede con el pequeño pues estoy concertando citas con el cole para poder llevarla el mes que viene, martes y jueves, que es cuando yo puedo porque mi suegra se queda con el niño, de aquí hasta el 2015 . Y de mi marido ni te cuento, que es que ni le veo, hija, que nos comunicamos por mensajes, y me llega todos los días a las doce de la noche, muerto de sueño… ni hablamos ni nada, nos sentamos ahí los dos en el sofá, nos pasamos el cigarro a medias, la cerveza del Lidl y nos vamos a dormir hasta las seis de la mañana, vamos como para ponernos a nada, ganas me quedan a mí de otra cosa que no sea planchar la oreja… Es que no llego, no llego, el día menos pensado me dice que quiere el divorcio, o que está con una de su oficina que le cuida más que yo y no le da tantos problemas, vete tú a saber… ¿Y tú? ¿Qué tal? ¿Te han pintado ya las paredes?…

5 minutos (de uno a otro)

– ¿Qué pasa, chaval? ¿Cómo estás?

– ¡¡Hombreeeee!! Bien, bien, liado como siempre. Ya sabes cómo son estas cosas, los niños, el trabajo…

– Sí, sí, ya… uy, que empieza el partido.

Advertisements

14 thoughts on “Realidad aumentada: cinco minutos

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Como la vida misma y sin (mucha acritud)… Hay días que me revienta cuando hacen eso…!!! aragrgagrgargagagrggar… por qué estás cansada si llevas todo el día en casa??? me lo como…

    1. A mí me alucina esa capacidad suya para resumir en forma de “tirando”. Será que nosotras no sabemos hacerlo, o no queremos. Pero el caso es que flipo, jejeje.

  3. Acabo de hacer un miniviaje con unas amigas. 5 en un coche. Ni un respirito al silencio le dimos… Entiendo taaaaaaanto este post tuyo de hoy…!!!
    Hablar cura, cura, sana. Eso está clarísimo!

  4. jjjj, qué bien resumido chica!
    yo hoy tengo al marido “castigado” cuidando todo el día al crío, miedito me da llegar por la tarde a casa y ver en qué leonera me han convertido el salón, pero muuuyyy contenta de que sepa lo que es lidiar con la fiera un día entero sin que pueda pasarme el “paquete” porque empieza el fútbol 🙂

  5. grande…! jeje hay días que mi marido ni eso, con un “gñ gñ” no le hace falta decir más ;o)
    Pero tengo que reconocerle que en lo de lidiar on la fiera es un crack, no sólo le encanta si no que lo hace muy bien y se entienden que te cagas (ya me veo en Frente Anti-Rubia en unos años) eso sí, cuando llego a casa y le pregunto me sigue respondiendo con un: gñ gñ gñ cuando yo lo que espero es una redacción a doble espacio explicando minuto a minuto cómo ha ido el día y de que color eran las cacas y como olían, pues ni de coña, ha aprendido a cambiarle el pañal sin mirar y aguantando la respiración. Vamos, que CHAPEAU el post! jejeje (¿ves? yo me enrollo para decir que me ha gustado :p)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s