El “hostión” de mano vuelta

Está la cosa muy chunga.

Eso es lo que debe haber pensado el pirado de Gadafi al ver su salón “ampliado” y con vistas a los tanques más cercanos.

Y aunque no quiero entrar en el  “te lo estabas buscando, pirao lleno de botox y excéntrico de mierda”, si me apetece recalcar que, independientemente de que se lo merezca o no, aquí la señora Comunidad Internacional ha hecho las veces  del padre aquel que presume de hijos ejemplares delante de sus amigos mientras se echa sus partiditas de paddle, que les ríe las gracias mientras sus pequeños, “asalvajaos” perdidos, se encaraman sobre el peluquín del de la mesa de al lado en el restaurante de turno, o que se atreve a encararse con el profesor del colegio cuando éste le comenta lo “molesto” que es que su Miguelito vaya grapando el trasero de sus compañeros…

Pero es también aquel padre el que, en el único minuto en el que le dedica verdadera atención a su mocoso, le mete el hostión del siglo (magnitud 9,7 en la escala hostiómetro), en el que le empotra los dientes en el fregadero por haber metido los palillos en el enchufe del baño o haber abierto el grifo de la bañera para que la radio portátil del abuelo pudiera hacerse unos largos porque no le compraban el último juego de la PSP.

Vamos, resumiendo: tiranillo en potencia, padre ignorante e incompetente, medida desmedida e ineficaz.

Lo mejor de todo es que, según EEUU, “el vicealmirante William Gortney, […] insistió en que el objetivo de la coalición no es en ningún caso abatir al dictador“. Espectacular golpe de efecto, ¿no?. Vamos, que ha sido un hostión en toda regla, pero con cariño, con la mano vuelta para que duela menos…

Mira que me leo todo lo que pillo con la esperanza de comprender algo este galimatías que nos han metido en Oriente Medio. Lo intento, y lo intento. Pero al final lo único que tengo claro es que, de todos los que están saliendo como ratas al notar el humo, no hay ninguno bueno.

Pero desde luego sigo sin entender esta “metodología educativa” que se gastan los amigos aliados, esos que se denominan “los buenos”. ¿No decían los expertos que una buena bofetada a tiempo no es un gran recurso pedagógico?

Advertisements

9 thoughts on “El “hostión” de mano vuelta

  1. Es que igual si la bofetada llega un poco tarde, como es el caso, tiene mejores resultados. Ya que no le van a abatir, por lo menos que aprenda

  2. …es que ser padre, hacerlo todo bien y llevar siempre la razón es muy jodido…y sufrido. Deberían hacer un “Duermete, dictador” asín sabríamos todos para donde tirar…

    1. sí, y cada diez minutos entre bombardeo y bombardeo, acercarte al tirano y decirle: mamá y papá ONU te quieren mucho, por eso te estamos bombardeando, pero en misión de paz, eh?… y a esperar otros diez minutos…

  3. No creo que a mamá ONU le importe demasiado la educación de su hijo Gadafito, que ni siquiera es legítimo. Si aceptó el régimen de acogida en su momento fue por la herencia que tenía detrás.
    -No es tan malo como parece… y además tiene mucha energía para hacer cosas -le dijeron.
    Mamá ONU trató de canalizar toda esa ENERGÍA en su beneficio pero el muchacho le salió rebelde.
    Así que ya va llegando el momento de sacar algo en claro. Ya se sabe: “La letra con sangre entra”

  4. La culpa la tienes tú, que siempre has sido muy permisiva con el niño. Que si “cómprame más armas, mama”, que “si no me dejas violar derechos humanos monto la escenita”, y tú diciéndole que sí a todo. Más que un niño tenemos un pequeño tirano. Ay, madre, una guerra os daba a pasar a vosotros…
    (Por si hiciera falta, advierto: modo ironía ON)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s