Sin consuelo

Hoy estoy de bajón. Llevo unos días que no sé dónde meterme. Mis ánimos andan por los suelos, tirados y pisoteados como una vulgar colilla. Y no veo que vayan a remontar. No lo veo, la verdad.

Y todo por tu culpa, Pocoyo. Tú que estabas empezando a ser coleguita en casa, que despertabas todas mis simpatías, que tenías todo para gustarme: entretenido, blando, producto nacional…

Y vas y me sales con éstas.

¿Por qué, Pocoyo? ¿No tenías suficiente con Pato, con Eli, con Pajaroto…?  ¿Por qué?

2 comentarios en “Sin consuelo

  1. buffff no me extraña que se te baje la moral!!! Pocoyo acompaña al peque desde que nació, pero este tipo de flequillo sospechoso hace que me replantee las amistades de mi niño, que no quiero que tenga según que tipo de influencias….

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.