Vodafone, o cómo provocar la baja de sus clientes en menos de 2 minutos

Me quedan 3 meses de permanencia con vodafone. Y hasta aquí puedo leer…

Nunca he tenido problemas con ellos, y a pesar de las malas experiencias de mi alrededor no había sentido la necesidad de dar el portazo, entre otras cosas porque como en política, los hay malos y muy malos, así que no sabes qué es peor…

El caso es que estrenando mi nuevo y flamante super teléfono galáctico, regalado y libre como el viento, recibí el mismo día en que inserté mi SIM vodafone un sms confirmándome que la tarifa plana de internet móvil de 15€/mes ya estaba activada. ¡Leche! ¿Y yo cuándo la he solicitado? Porque a pesar de los años que pasan, recordaría haber pasado por el 123 y sus amabilísisisimos agentes para contratarla… Pues no lo recuerdo, no. Va a ser que me la han colado cual subida de la luz o la repetición de Pretty Woman en la 1.

Asombrada, aunque no mucho, llamo al 123 para desactivarla, que es lo normal, no quieres algo, pues lo dices y punto. Me atiende un gestor (que da igual de donde sea pero la educación se la dejó en su casa, lejos o cerca…) y sin pedirme el número de teléfono siquiera me contesta muy tajantemente que no se va a desactivar, que yo he aceptado esa tarifa al comprar el teléfono. Le contesto, cuando me deja, porque va como una metralleta el hombre, que es libre y regalado, así que pocas cosas he tenido que firmar yo (aunque en la práctica he firmado un contrato virtual con mi “santo” para dejarle ver los goles del madrid en su pantalla), y que, por tanto, ni estaba avisada ni estoy conforme ni pienso aceptarla. Bueno, pues que si quieres lentejas…

Le digo que me pase con un responsable. Y que no le da la gana.

Le digo que me pase con bajas. Y que no le da la gana tampoco.

Eso sí. Antes de colgarme, muy diligentemente, me dedicó estas bonitas y apresuradas palabras: “No se le va a desactivar esa tarifa porque está haciendo un mal uso del teléfono al ser libre”. Toma ya.

A lo mejor se pensó que yo, con mis manitas, lo he liberado y soy una pirata. Que también.

Pero mi santo da fe de que éste no es el caso. Y no creo que a HTC le parezca demasiado bien que Vodafone vaya diciendo a sus clientes que si les has comprado directamente a ellos uno de sus maravillosos teléfonos  es que ¡eres un ilegal!

La cuestión, sin dispersarme, es que volví a llamar. Y la siguiente muchacha me desactivó la tarifa. Así. Sin más. Sin preguntarme si era libre o esclavo. O llamarme pirata y mala usuaria.

Y no sé qué es peor: si el pésimo servicio de atención al cliente, o el abuso de activar una tarifa a diestro y siniestro aunque el usuario no la haya pedido, ni tenga intención de usar internet en su super móvil. La excusa que da Vodafone para la activación automática es que es para prevenir sustos en la factura de fin de mes. Ah, pues muchas gracias, pero si tanto se preocupan por mí, mejor que me manden un jamón para navidad, y un sms informándome de que si no quiero el infarto del siglo a fin de mes que puedo contratar tropecientas tarifas en su web… ¿no?

Pues no.

Así que, una servidora, en 3 meses hará su mutis por el foro. ¿Alguna recomendación?

PD. ¡¡¡¡Qué peazo de máquina el HTC Desire HD!!!!

Advertisements

3 thoughts on “Vodafone, o cómo provocar la baja de sus clientes en menos de 2 minutos

  1. Por desgracia, me suena basssstante el trato recibido… Lo peor es que al final todos los servicios de atención al cliente son muy parecidos, así que nadie te asegura que en otra teleoperadora las cosas vayan a ir como la seda :S

    Mi recomendación: que te vayas a yoigo o simyo, que he escuchado y leído muy buenas críticas. Yo lo estuve pensando cuando mi movida con Vodafone, pero como al final se lucieron y me dieron lo que quería, pasé por el haro de firmar permanencia. Pero si tú además tienes el móvil liberado, yo ni me lo pensaba! Como ellos no tienen permanencia, puedes probar un tiempo a ver qué tal.

  2. Voy tachando los días del calendario… Hoy he decidido darme de alta en una tarifa nueva y he salido escaldada. Una vez más. El calentamiento global no tiene ni punto de comparación con el calentamiento que siento yo con respecto a esta compañía.

  3. Mi baja sigue en pie, pese a que me llamen señoritas diciéndome que me regalan un móvil (si bien, como tengo “poquísimos puntos” en sus propias y adecuadas palabras, no me regalan el que yo quiero).
    Porque pese a estar convencida de la baja, se suman motivos: tras haber pedido en su día, mes de enero, la tarifa XS, y llamar cuatro veces para confirmar que tenía esa y no la S (que es la que me aparecía en la web y en el sms que había recibido) todos los operadores me trataron como una tonta porque claro, los sistemas fallan, y tal, y la abuela fuma… y que yo tenía la XS, que sí, que claro, que por supuesto…
    Y un mes después, ¿qué tarifa tengo señores vodafoneros?
    Sí, claro, como no, la S.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s