#VDLN: Con cada latido

Duele, y es complicado, y es difícil medirlo, y a veces parece que no compensa, y nos aterroriza, y no le encontramos el sentido la mayoría de las veces a todo esto.

La fastidiamos demasiado a menudo, hacemos daño a otros sin quererlo o adrede, nos rompen el corazón y tropezamos infinitas veces, muchas de ellas con las mismas piedras.

Realmente, en todo este tiempo que pasamos aquí no sabemos NADA.

Y es absurdo, y está oscuro. Y.. ¿hacia dónde? Y.. ¿por qué?

Ni idea.

Ni con un máster de gurusismo se entiende. Ni tan siquiera las religiones llegan a explicarlo de una manera convincente. Y tiramos de la fe como último recurso.

Pero lo maravillosamente increíble es que aún así, aún desconociendo el motivo, seguimos poniéndonos en pie cada día.

¿No es increíble?

Solo por eso ya merece la pena cada latido.

Y cada #VDLN. ¡Feliz descanso!


El <strong>Viernes dando la nota</strong> es un carnaval de blogs dedicado a compartir música cada viernes.



VDLN: La valentía

Pues oye, que yo tenía preparado otro texto para este #VDLN y otra música, pero he descubierto esta maravillosa canción de The Irrepressibles y llevo desde ayer escuchando en bucle. Sin parar. Mientras llueve, truena ahí fuera. Mientras hackean Telefónica, mientras hombres deciden si son machistas o más machistas aún, mientras vuelve a salir el sol y vuelve a llover. Mientras graniza, y mientras tiendo una lavadora. Mientras todo da una vuelta de reloj, en bucle.

Y mientras todo eso pasa, en realidad tampoco pasa nada.

Y yo sigo escuchando una y otra vez esta maravilla que me recuerda que en la vida hay que ser valiente para vivirla como uno siente que debe hacerlo.

Y también ser valiente para reconocer que todo lo que creías válido hasta ahora era tan solo un espejismo.

Y valiente para pedir perdón.

Y valiente para empezar de nuevo.

Y valiente para arriesgarte y querer. Empezando por ti mismo.

Para confiar en tu criterio. Y defender tu decisión y tu camino.

Y ser valiente se convierte en imperativo. Desafiando temerariamente a tus miedos. Y a lo que venga.

Feliz #VDLN, siempre.


El Viernes dando la nota es un carnaval de blogs dedicado a compartir música cada viernes. Si quieres saber más, conocer las reglas, y cómo participar puedes verlo todo aquí.


#VDLN: Versiones

Otro día seguiré con el tema de salir del embotellamiento mental.

Otro día saldré. Seguro. No hoy.

Hoy lo seguiré intentando con una versión. De lo mismo. O de cosas nuevas. Del mismo cansancio. O de nuevos ritmos. Hay quien la odiará, hay quién la encontrará inspiradora… Pero si versionas algo como Teardrop es a lo que te arriesgas, ¿no?

¿Te arriesgas?

 

Feliz #VDLN número 200 gracias a La Parejita de Golpe. Feliz semana…Y la cuestión sobre Banksy en el aire y la duda sobre Massive Attack…. ¿para otra vida?


El Viernes dando la nota es un carnaval de blogs dedicado a compartir música cada viernes. Si quieres saber más, conocer las reglas, y cómo participar puedes verlo todo aquí.

!– start InLinkz script –>

VDLN: Right now

No sé si os pasa a vosotros, pero yo a veces me atasco.

Suele ser cuando tengo muchas cosas qué hacer y todas esas tareas me rodean, se me amontonan en torno a mi cabeza, atontándome e impidiéndome pensar con claridad y sobre todo, sobre todo, actuar.

Y esto puede durar una hora, una mañana o incluso semanas. Vamos, que la productividad a tomar por culo (con perdón) por culpa de tu propia cerrazón existencial.

Así contándolo queda tontuno y superficial, pero es algo que a su vez me genera mucha ansiedad porque me veo inmovilizada desde fuera. Vamos, una fiesta absurda en mi cerebro.

Y lo peor es que tengo que disimular y que el mundo no detecte que estoy absolutamente paralizada.

Y me siento una impostora absoluta.

Y eso me paraliza aún más.

Mola ¿eh?

Vale, y cómo lo soluciono… porque suelo salir de ese círculo vicioso. Afortunadamente… aunque a veces me planteo si no viviré así siempre y lo que tengo son puntuales destellos de actividad que me provocan la ilusión de que sí hago cosas…. mmm… horror….

Bueno, cuando tengo que salir (porque hay que salir de esto como de la droga) analizo qué es lo que más me frena de las tareas que tengo por delante, por lo que sea, porque me aterra, por pereza, por disgusto, o por lo que sea. Este análisis puede llevarme tiempo indeterminado y durar segundos o días, según el grado de dificultad y de enmarañamiento mental que tenga, o de las listas paralelas de cosas por hacer, que esto también pasa.

Y cuando detecto y soy capaz de reconocer lo que “me pica”, normalmente respiro. Me pongo música muy alto. y ataco. Sin piedad.

Right now.

Somos nuestro peor enemigo, pero con un buen hilo musical y el #VDLN todo es cuestión de dejarse llevar, amigos. Feliz semana!


El Viernes dando la nota es un carnaval de blogs dedicado a compartir música cada viernes. Si quieres saber más, conocer las reglas, y cómo participar puedes verlo todo aquí.

!– start InLinkz script –>

VDLN: Canciones para semana obtusas

Todos las tenemos, sabemos cómo son y a qué saben.

Cuando era adolescente recuerdo que usaba el “ostracismo existencial” como palabro para definir la necesidad de recogerme durante esas etapas obtusas en las que no ves nada claro. Hay que tener en cuenta que era adolescente, con lo que ello supone de “el mundo contra mí” y muy dada al dramatismo decimonónico.

Pero ahora, con los años y la madurez, que sigo teniendo días tontos como todo el mundo, me sonrío con el ostracismo existencial y mira, tampoco está tan mal.

A veces hay que aislarse un poco del ruido, ponerse música del amigo Ólafur Arnalds y permitirse un poco de calma…

Feliz #VDLN recogido y existencial, amigos!


El Viernes dando la nota es un carnaval de blogs dedicado a compartir música cada viernes. Si quieres saber más, conocer las reglas, y cómo participar puedes verlo todo aquí.


VDLN: Di algo bonito

Say something loving…

Ni eliminar el azúcar de tu dieta diaria te proporcionará tanto placer.

¡Feliz #VDLN, bonit@s míos!


El Viernes dando la nota es un carnaval de blogs dedicado a compartir música cada viernes. Si quieres saber más, conocer las reglas, y cómo participar puedes verlo todo aquí.



VDLN: Baila mientras vives

Una de las cosas que adoro de los niños es su capacidad para disfrutar un microsegundo a tope, como si no hubiera un mañana, sin preocuparse de nada más, de si se les sube la falda al bailar, de si se despeinan, de si hacen el ridículo, de las caras que ponen… Envidio esa capacidad de gozar hasta el aire que respiran, y envidio con todo mi ser ese superpoder para detener el tiempo con su varita mágica mental y disfrutar lo que están haciendo.

Es algo que, en general, perdemos con los años, lamentablemente. Con las convenciones sociales, las responsabilidad, siguiendo las reglas de este mundo neoliberalista que nos rodea donde nos preocupamos mucho más por lo que gana el de al lado que por lo que hacemos nosotros, y donde dejamos de paladear la vida y de seguir nuestro ritmo propio.

Qué tenemos que hacer en cada momento, y sobre todo, a qué ritmo debemos vivir, que tristemente suele ser mucho más rápido de lo que queremos en realidad. Porque no nos engañemos. Lo rápido no se disfruta salvo cuando sabemos que lo que estamos pasando es malo. Entonces queremos que el trago sea breve. Pero, ¿la vida? ¿El día? ¿Nuestros proyectos? ¿Han de ser meteóricos para estar dentro de lo conveniente?

Pues no. Las cosas necesitan su tiempo. Y cuanto más mejor.

Y no siempre se hacen con un fin.

No siempre tenemos que producir. Ni hacer algo útil.

No siempre tenemos que cumplir las expectativas de los demás. O incluso las que nosotros mismos pensamos que los demás tienen, que son hasta peores.

Llamadme loca, pero el instinto de bailar la vida es algo que llevamos dentro. El quedarnos prendados de las estrellas o de una nube descarriada en el cielo. De oler el viento y desvanecerte en lo alto de una montaña. De sumergirte en una melodía y dejar de ser un número más en tu carnet. Ser ritmo, ser algo que gira, que se mueve en sincronía con lo que te rodea. Sin más placer que el de bailar. Sin más ganancia que vivir.

Que no nos quiten ese instinto.

Bailarlo, vivirlo y disfrutarlo.

Feliz #VDLN amigos…


El Viernes dando la nota es un carnaval de blogs dedicado a compartir música cada viernes. Si quieres saber más, conocer las reglas, y cómo participar puedes verlo todo aquí.