… que me quede como estoy

No puedo entenderlo. Nunca he tenido problemas con Yacom, hasta ahora. Y tampoco es que ahora sea un problema grave. Es tan solo un movimiento que no llego a entender.

Desde hace cuatro años tengo el servicio de ADSL y de teléfono con ellos. Nada que objetar.

De repente, la semana pasada me envían un sms diciéndome que mi pedido de ADSL está preparado y que SEUR me va a entregar mi nuevo equipo en 48 horas.

Como yo no había pedido nada,  y últimamente estoy teniendo problemas con mi número de móvil porque aparece en bases de datos de otras empresas, me pareció que debía ser un error.

Aún así, llamé a Yacom después de buscar su tfno de atención al cliente por medio mundo y dar con varios, todos desconectados, conseguí hablar con ellos. Una amable señorita me indicó que se trata de una campaña de renovación de equipos para que, palabras textuales, “el servicio funcione mejor y pueda tener más velocidad si algún día decido ampliarla”. Le digo que me lo vuelva a enviar si es así, pero que me podían avisar antes de mandar un paquete a una dirección en la que no estoy en horas normales porque no siempre llegamos a casa cuando el mensajero quiere aparecer. Y me dice que es así y punto, y que si quiero el equipo tengo que llamar YO a SEUR para hacer el seguimiento o esperar unos días y volver a llamarles, a YACOM, para pedir el envío.

Ante la perspectiva desalentadora de tener que pasarme horas colgada del tfno, le digo que paso, que si me lo quieren enviar que me lo envíen, que yo no voy a llamar a nadie para reclamar algo que ni siquiera he pedido ni creo necesitar. Y la chica se quedó toda cortada, me dijo que lo sentía y hasta ahí llegó la charla. Y yo me quedé pensando en la barbaridad de campaña que están montando en esta empresa y sobre todo, qué ganan con esto…

Unas horas más tarde, me llaman de YACOM para confirmar que yo estaba rechazando el envío del equipo. Me da la risa. Y le digo que de eso nada, que si no me avisan para saber qué me están enviando yo no recojo paquetes d SEUR porque sí, y que me podían haber avisado antes. Y que si me lo querían enviar que lo hicieran sin tener que molestarme llamando a SEUR, a YACOM o a sus padres… Pero como yo no tenía mucha cobertura, la señorita, con mucha prisa, me dijo que no me oía, y a otra cosa mariposa.

Y hasta hoy. He buscado por la Red algo sobre esta renovación, pero no encuentro nada, así que virgencita, virgencita…

¿Funciona o sólo me lo parece?

Por si no queda muy claro, esto es la representación de la efectividad, real o simulada, de ciertos componentes, sustancias, alimentos, partículas, vitaminas, oligoelementos, fórmulas, etc, que hoy en día están muy de moda (mmm, me acuerdo ahora mismo y sin mirar, de la soja, los bífidus activos aquellos del yogur, y ciertos nombres que el marketing nos ha “metido” en la dieta con cuchara y cucharón).

Es muy clarificador.

Visto en Information is Beatiful vía Microsiervos

25 años de Gomaespuma a tu alcance

No tengo suficientes palabras de agradecimiento para este dúo, con cuyos programas he crecido, y de los que ahora, gracias a las nuevas tecnologías, podemos disfrutar de nuevo. ¡Bien! Porque claro, 25 años dan para mucho, y aunque hay muchos vídeos de su etapa en la tele, sus primeros programas en la radio estaban destinados a desaparecer igual que los casettes donde los teníamos grabados.

Y es que Gomaespuma, o lo que es lo mismo, Juan Luis Cano y Guillermo Fesser, estás actualizando y digitalizando sus archivos sonoros poco a poco para convertirse en una biblioteca imprescindible para los amantes del humor porque sí, o al menos en imprescindibles en mi lista de podcast diario.

Como el RSS es lo mejor del mundo, ahí estoy bajando todos sus mejores momentos, incluida la radionovela de Cándida, que aunque no es mi preferida, pasado el tiempo me parece grandiosa.

Aunque los anuncios me parecen geniales, uno de mis audios preferidos es la carta a Santa Klaus, que según ellos es una carta que recibieron en el programa, pero da igual, no importa las veces que lo escuche, siempre se me saltan las lágrimas.

¡Gracias, Gomaespuma!

El humor de lo triste

No puedo parar de ver este documento estremecedor, esta versión castiza del Creep de Radiohead. Y cuánto más lo hago, más me divierte.Y eso que tampoco es nada del otro mundo, hay vídeos más graciosos.

Pero ha conseguido engancharme. Y no sé si es de la pena que dan o porque es puro surrealismo, o porque llama a mi lado más freaky, o porque sí…

Por cierto, que junto al equipo de Asuntos Propios de RNE (Toni Garrido y Cía.), Domestic Films son los mismos que perpetraron ese hit, el Gorrilla. Imprescindible y clásico ya de nuestras calles. Hay que seguir a estos chicos porque parece que le han pillado el punto a esto del humor de lo triste.

Facebook y las distracciones improductivas

Hay días en los que la cabeza no para de dar vueltas en torno a asuntos que no nos llevan a ninguna parte. De esos en los que, además, tienes cantidad de cosas urgentes que hacer, pero menos veinte en ganas de hacer nada…

Eso me pasaba mucho cuando estudiaba, y casualmente en esos momentos en los que me entretenía perdiendo el tiempo, eran en los que mejores cosas se me ocurrían. Tal vez fuera un recurso de mi cerebro para evitar a toda costa meterse en temas tan tediosos como improductivos… Señales que te manda el cuerpo (escucha siempre a tu cuerpo) y que te dice, “¡no te molestes! Si no va a servir de nada… Tú mejor ponte a escribir o a dibujar, o a cocinar algo rico, y déjate de tontadas…”. La mayoría de las veces no cedía antes estas señales y, tras un par de incursiones en la escritura creativa, optaba por la opción más sensata, que no mejor a la larga…

Ahora, con esto de Facebook, sin embargo, la opción lúdico-festiva frente a las responsabilidades, no supone más que perder el tiempo casi igual que currando, pero encima no haces nada de provecho.

Cuando encontré en la Red este Diagrama de Venn sobre las distintas webs y sus trastornos asociados, me pareció de lo más interesante. Y, en especial, el apartado sobre el ADHD, más comúnmente conocido como el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad, un trastorno cuyas características principales serían las siguientes: distracción moderada a severa, períodos de atención breve, inquietud motora, inestabilidad emocional y conductas impulsivas.

Sin ser alarmista, ni frivolizar sobre el tema, muy serio, por cierto, sí que puedo reconocer en algunas ocasiones como ciertas páginas de Internet, en concreto, redes sociales, dan rienda suelta a mucho trastorno que tenemos por ahí escondido…

A mí, particularmente, a veces, me pone de los nervios ir de un lado al otro sin terminar de hacer nada. Al menos cuando intentaba estudiar y se me piraba la pinza terminaba con algo interesante entre las manos

Y por eso, algún día, por fin, me quitaré del Facebook.