¡Dame un beso, bonita!

 

 

 

Narrador omnisciente: Vas tan tranquila por la calle. Toda mona. Con tu traje de los domingos, tu mejor sonrisa, tu peinado más elaborado por tu peluquera de cabecera y esos zapatos acharolados con brilli-brilli que tanto te gustan. El mundo es tuyo y lo sabes.

Continue reading