Adiós Kindle, ¡hola Kindle!

Esta semana iba todo dentro de lo esperado: carreras de aqui para allá, parque, curro y lo normal. Lo normal hasta que el miércoles por la mañana me metí en el metro, abrí mi Kindle para empezar algún cómic de los que me acababa de bajar (seguramente el de Muertos Vivientes), y ¡ohhhhhhh no! mi Kindle estaba asi.

Continue reading

Advertisements