“Fanfarlo”, descubriendo que el nombre engaña

Esto de las asociaciones de ideas, que es muy peligroso, y el caso es que la primera vez que leí el nombre de este grupo no sé porqué me sonó a una mezcla de progressive con trompetas…

Pero¡ah!, benditas sorpresas que nos da la vida, qué seríamos sin estos estados de incertidumbre. Yo me hubiera perdido la magnífica ocasión de descubrir a este grupo londinense, otro pequeño tesoro musical. Ah, qué placer estar equivocada y darme de bruces con temas tan elegantes y tan… tan… ¡tan bonitos!

Acaban de sacar su álbum de debut y ya tienen en mí un nuevo fan hasta el segundo, si es que hay. Si no, no pasa nada, esta joyita  llamada “Reservoir” ya es mía y sólo mía para ayudarme a pasar este invierno con más paz espiritual. No hay nada como una banda sonora de excepción mientras te están pisando y empujando sin piedad en los vagones de un metro cualquiera…

¡Gracias Fanfarlo! No me gustó nada vuestro nombre, pero afortunadamente los nombres engañan…

Advertisements

“Used to be” y escuchar el mar

Cuando toca echar el cierre, después de un día raruno, algo mágico. Este tema, en su versión acústica, es una pieza delicada que no me canso de oír, y que me hace olvidar un poco lo tonto del nubarrón  y el frío gélido que invade Madrid.

Que lo disfrutéis como yo, cerrad los ojos y escuchad el mar.