Motivos para empezar bien el día

Motivos para empezar bien el día (XIII): Canciones en la cabeza

Es lunes y me ha costado un dolor despertarme.

Debe haberme cambiado un ritmo circadiano de esos porque mi cuerpo no está muy satisfecho con madrugar justo a esa hora.

Lo bueno es que tengo una canción en la cabeza desde ayer que desde que he conseguido despegar las pestañas ya ha empezado a golpearme fuerte entre ceja y ceja. La he puesto corriendo en el reproductor, bien alta, libre ya de criaturas y de gritos, y me he entregado por completo a la causa: ¡es lunes!

¡Vivan las canciones que te persiguen durante días! (todas menos las del cantajuegos, sorry)

Motivos para empezar bien el día (XI): A perfect day

Una de las canciones más bellas. Un artista que desaparece pero que deja belleza tras él.

Hacer que cada día sea perfecto. Una utopía de esas de libro de autoayuda y de presentación en powerpoint pero que tiene toda la razón del mundo. Por mucho asco que me dé reconocerlo.

Empecemos pues por disfrutar un mierdalunes como homenaje a Lou Reed. Y a los que quedamos aquí.

Lou Reed

Motivos para empezar bien el día (X): mi sister

Mi hermana, la hippie, la “humanista”, la que vuela cuando va de paseo y te deja a tres kilómetros a paso normalito, la que comparte mi sentido del humor que nadie más entiende, la que es  famosa en su universidad, la que saca todo matrículas y sabe cosas que a los demás nos parecen inútiles, la que hace magia con los niños, la que tiene más de mi madre de lo que ella se imagina, la que estará conmigo para siempre y cuando seamos ancianas nos seguirán confundiendo la voz por teléfono… Eso sí, no iremos con las pintas de espantajas de las CocoRosie éstas, por dios, que están más para allá que para acá…

Te quiero sister, y el vídeo de las locarras rarunas que me has enviado me ha encantado.

Motivos para empezar bien el día (IX): 4 minutos que te dejan la cara al revés

Me lo recomendó mi santo hace poco y, sí, el último vídeo de Antony and the Johnsons me he dejado así, con la cara al revés.

Pues nada, ¡a cuidar a las secretarias quien las tenga!

Motivos para empezar bien el día (VIII): seguir respirando

Y si hace falta llorar, llora.

Pero nunca dejes de respirar. Hondo, fuerte y que te llegue casi hasta los dedos de los pies.

Respira tan fuerte que se te salgan los pulmones del pecho.

Y sabrás que estás vivo.

(VII): Show me the money!

(VI): Es viernes

Todos los viernes son santos en mi casa.

(V): Intros de series

(IV): Más Adele

(III): The Gift

Uno de mis grupos preferidos, sin duda. Por ese poder embaucador que tiene la música para filtrarse en tus recuerdos y en tus vivencias. Se funde con lo vivido y ya no hay forma de separarlos, nunca.

Eso me pasa con The Gift. Que me acompañaron por primera vez en una carretera costera de Vigo, gracias a mis queridos Vili y María. Nunca, nunca, nunca podría olvidar el paisaje que tenía ante mis ojos mientras la voz IMPRESIONANTE de Sónia Tavares. Y desde entonces, ya forman parte inseparable de mí, de mi cocina, del gato que por aquel entonces compartía mi casa, que no mi cama, y de mis oídos. Y de mi presente reciente+futuro, con un concierto aún en la retina y una mano adosada a la mía.

Sacan nuevo disco. Alegría. No pasan por Madrid, por ahora. Les esperaré.

 (II): Y luego

(I) La voz de Adele

One thought on “Motivos para empezar bien el día

  1. Sabes no te conosco pero esto es lindo ermoso y melleba aun amor profundo de recuerdos sigue con tu proyecto y dioa te bendiga

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s